18 Danny

-Chicos… -grito asustado- ¡Aquí no hay pared! -¡Nos hemos pasado! -comenta Helen. Continúan discutiendo mientras escucho algo en la oscuridad. -¡Silencio! El pánico me invade. Pienso que puede ser una bestia del bosque. Trato de quedarme inmóvil, para pasar inadvertido. No hace viento, por lo que le será difícil rastrear mi olor. Intento no pensar

17 Jonhy

Salimos de la nave. El aire es mucho más espeso. Se pega en los pulmones. El vacío pesa como si fuera una sustancia. La noche nos despierta del letargo: esto es peligroso. A pasar de los gritos de júbilo, mi incomodidad aumenta. -¡Mirad el esplendor y la grandeza del mundo! ¡Somos como hormigas ante un

16. Simón

-¡Nos hemos pasado! -Mira que me lo temía. -comenta Helen. La calle está tan oscura que no hemos visto la esquina para girar al norte. Es extraño, porque la calle que baja tenía bastantes farolas. No entiendo como hemos seguido caminando sin percatarnos de las luces. Sea como sea, ahora tenemos que enmendar nuestro error.

15 Jonhy

¡La libertad nos espera al otro lado! Tanto tiempo planeándolo, tantas esperanzas puestas, tantas ilusiones… Y todo depende de un plan tan absurdo como alocado. Kerwin se ha vuelto completamente loco. Se trata de provocar un destrozo, cortar el suministro eléctrico y robar una de las naves. Un plan descabellado. Sin embargo, ninguno parece discutirle

14 Simón

-¿Habéis oído eso? -pregunto refiriéndome a lo escuchado en el interior de la fábrica abandonada- ¡Estamos en peligro! -No te apures -me calma Lumi-. Seguro que es otra falsa alarma. Hace poco escuché rumores sobre un virus mortal, y aquí estamos todos -lo miramos al tiempo que sonríe-: sanos y de una pieza. Aun así

13 Jonhy

-¡No sabéis nada! –Kerwin se encuentra en un estado de evidente fascinación, satisfacción contenida y un grado de superioridad que nos asusta- Tenemos que hacernos con el control de una de las naves, desde la centralita. -Sí, pero… ¿Cómo entramos? -pregunta Quinn. La centralita se encuentra en la sala de al lado. Se puede ver

12 Dick

La noche se escampa, por los albores de la catástrofe. Un virus mortal acecha nuestro mundo, y la vacuna está desarrollada pero no erradica los síntomas, sólo los atenúa. El veneno avanza y no sabemos hasta donde puede llegar. Por suerte, fuimos avisados con antelación por una fuente que desconocemos, del propio rey. La paz

11 Jonhy

La sala de insomnio es el lugar donde los alumnos que no pueden dormir, van para entretenerse un rato. La sala consta de una luz tenue y sofás muy cómodos para relajarse. También se puede bajar al entresuelo, aunque la biblioteca y el comedor están cerrados a estas horas. Los ascensores continúan funcionando, para poder

10 Kathy

La fábrica abandonada es un lugar desolador. Las viejas máquinas ahora son esqueletos polvorientos de lo que en su momento fue la mina del pueblo. Aun recuerdo el ajetreo, la vida de este lugar. Fabricábamos vestimentas para todo el reino de Elfas, hasta que decidieron que un gigante como Insul se dedicara exclusivamente al sector