98 Kerwin

Avanzamos kilómetros, burlando a los soldados de los controles situados en algunos caminos y en todos los cruces.

-Debo encontrar un tramo desierto…

-¿A dónde nos dirigimos? ¡Vamos a morir exhaustos!

-¡Silencio! -ordeno con autoridad- Necesito concentración.

Mi mente comienza a buscar respuestas. Mi cuerpo se deteriora.

-¡Por aquí!

Todos me siguen, esperando encontrar algo.

-Ya está… es aquí.

Me estoy sacrificando por ellos. La visión me da vueltas.

-¿Te encuentras bien? -me preguntan al ver como me tambaleo.

Arranco una rama de un árbol y me dirijo como puedo hacia el camino.

-¿A dónde vas? ¡Te van a ver!

-No aquí no. En este punto la visibilidad de los controles es nula. ¡Aquí es donde quería llegar!

La visión se nubla. Me llevo las manos a la cabeza y al retirarlas, están manchadas de sangre. Estoy a punto de desfallecer…, pero aun guardo fuerzas para una última acción:

-Formar aquí una barricada -pronuncio a malas penas, mientras trazo una cruz-. Tenéis media hora. Luego… -pero no me da tiempo a terminar las instrucciones…

Kerwin! -pronuncian mientras me cogen a tiempo para que no me golpeé contra el suelo.

Todos se aproximan a mí, intentando socorrerme, pero no tienen medios… Observo borrosamente como se contraen sus rostros.

-¡Aguanta!

-…luego coger… -me esfuerzo por concluir la frase, pero la debilidad me domina y pierdo el conocimiento.

Continúa leyendo 99 Evangelio Origen; la primera crónica, o visita el índice de Los reinos del sur,
la primera novela de la trilogía, El enigma de los dioses.

1 comentario en “98 Kerwin”

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *