Saltar al contenido

239 Krhisten

26 abril, 2012

¿Eximirlos del vandalismo?

-¡No podemos hacer eso! No tenemos tanta competencia.

Sigan se inclina hacia delante, mirándome a los ojos.

-Nosotros tenemos toda la autoridad en el Reino de Pode y el Reino de Elfas. Está claro que si los rumores llegaran al resto de reinos, tendríamos serios problemas con el rey. Pero los motivos que nos llevan a plantear semejantes medidas son de peso.

La tensión recorre la sala.

-¿Qué quieres decir?

-Que en secreto o no, la Liga puede constituir ya por sí sola un gobierno alternativo. Cuando dispongamos de los recursos necesarios para subsistir, no habrá razón para mantenerla oculta.

-Todavía es pronto. Simón nos desmantelaría enseguida.

El señor de Ozak, dando un puñetazo sobre la mesa, grita:

Simón sólo cuenta con la autoridad que nosotros le hemos dado como rey! Si nuestra oposición es firme, lograremos absorber a los que le apoyan.

Admiro a Sigan, desde que está aquí no a hecho mas que fortalecernos. La esperanza vuelve, cuando la creía completamente perdida.

-Se acepta la negociación con Los Mártires del Oráculo. -la decisión es unánime.

-¡Sé como conseguirlo! -pronuncia Saúl extremadamente optimista.

-Adelante. -le ánimo.

Continúa leyendo 240 Jonhy; la primera crónica, o visita el índice de Los reinos del sur,
la primera novela de la trilogía, El enigma de los dioses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la siguiente suma *