234 Krhisten

Me presento frente a los miembros de la Liga, completamente abatido.

-No he podido hacer nada para recaudar más apoyos. Muchos señores ven a Simón como el Hijo del dios verdadero. Incluso Jonhy nos ha fallado. En este momento nuestros ejércitos se encuentran de camino a Zulús y somos completamente vulnerables.

-¿Qué podemos hacer nosotros? -pregunta Judith.

-De momento rezar para que no suframos ningún ataque mientras dure la misión.

Todos nos lamentamos, en silencio.

-He oído que aquí se celebran reuniones clandestinas.

La puerta se abre y aparece la figura inconfundible de Sigan.

Las reuniones de la Liga se realizan en Elfas, el lugar más seguro de los Reinos del Sur. Judith y Sarah son partidarias completamente a mi política. Sin embargo, los rumores se han filtrado por el mundo.

-No… -intento disimular pero titubeo- sólo tratamos de evaluar los recursos…

-No te justifiques -me responde-, somos buenos amigos.

Finalmente nos fundimos en un abrazo.

-Debemos mantenernos en secreto porque no contamos con apoyos suficientes para suponer una alternativa política competente.

-¿Y qué os parecería si me uniera a vuestra Liga? Seguro que conmigo podréis conseguir los apoyos necesarios para vuestros intereses políticos.

-¿Hablas enserio?

-Por supuesto. Goor, Joel y Alex cuentan con el máximo apoyo de Simón. Me huele a que estaba todo planeado.

Una acusación de esta magnitud supondría un desafío al actual gobierno.

Continúa leyendo 235 Simón; la primera crónica, o visita el índice de Los reinos del sur,
la primera novela de la trilogía, El enigma de los dioses.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *